Para la construcción de la casa se han reutilizado diferentes materiales naturales, y la energía necesaria para la climatización y su funcionamiento es 100% renovables, destacando la utilización de la biomasa, geotermia, y placas fotovoltaicas. Además se han instalado dos desagües diferenciados, pudiendo de esta manera reciclar gran parte del agua utilizada.

Concienciados con el ahorro de energía y respeto al medio ambiente, hemos tenido también en cuenta otros aspectos importantes. La casa se ha construido buscando la mejor orientación para aprovechar la luz y el calor solar al máximo, y la calefacción y el agua caliente se obtienen mediante la instalación de placas solares térmicas.